Cuando tomas conciencia del para qué,
del sentido de todo lo que te sucede
empiezas a comprender el misterio de la vida
y recuperas la paz. 

  

Menu

Esta es tu herencia Pincha aquí...

La felicidad no es tener razón

 

 

 

La mayoría del tiempo te pasas intentando demostrar a las demás personas que tu verdad, la forma en la que ves el mundo es la correcta, es la adecuada. Y en ese momento ya te estás alejando de la felicidad, porque la felicidad no juzga, la felicidad no dice esto está bien o esto está mal, la felicidad es abundancia, hay miles de opciones, de posibilidades, todo es perfecto tal y como es.

Cuando entras a debatir si en vacaciones te vas a la playa o a la montaña, luchas por conseguir lo que en principio piensas que te va a hacer feliz, y en ese momento discutes con tus amigos, con tu pareja, con tu familia... te importa una mierda la felicidad, porque lo que realmente te importa es tener razón, es ganar la batalla.

La felicidad es elegir disfrutar de cada momento, da igual que sea en la playa, en el monte, en la ciudad... mis preferencias, es mi configuración, son los gustos que yo he ido adquiriendo respecto a mis experiencias. Si mi mirada no cambia, sólo me permitiré disfrutar de la vida repitiendo experiencias, con lo cuál no me permitiré nunca vivir nuevas experiencias, experiencias diferentes, estaré limitando mi felicidad, diciendo que la condición para ser feliz sólo se da cuando estoy al sol, en la arena, con la brisa del mar.


Que hay cosas que nos conectan, si la naturaleza nos conecta...


pero es nuestra capacidad a conectar con ella, a vivir ese momento, el momento presente de lo que allí acontece, estar presente.

Así que cuando descarto opciones, estoy decidiendo donde puedo ser feliz y donde no... en base a mi pasado, a mis programas, repitiendo una y otra vez. Y que dada persona tiene sus programas, que nada es real, que todo es cierto y mentira a la vez, porque existen tantas realidades como miradas, como personas, como perspectivas.

Hace 7 años fui a la India, esperando encontrarme un país espiritual, lleno de silencio, yoga, meditación... ese era el mapa mental que yo había configurado, mi idea de la India, cuando llegué allí me encontré un país religioso, lleno de ruido, de bullicio. Fue un shock, porque la realidad nada tenía que ver con la idea, el concepto que yo me había hecho. A medida que pasaron los días fui entendiendo y comprendiendo, y más hoy en día que


el silencio, la paz, la conexión no ocurren cuando eso está fuera,
sino cuando tú estás en paz, en silencio, en conexión contigo misma.


Estuve en la purificación del rió Ganges, uno de los ríos más contaminados del mundo, no podría decir cuanta gente había allí, cientos de personas, 10 sacerdotes, haciendo un aarti, un ritual sagrado hindú muy muy bello y en ese momento, disfrutando del baile de los sacerdotes, de la luz de las lámparas, el olor de las rosas, os puedo asegurar que daba igual si era playa o monte, porque en ese momento sólo había un sentimiento, una emoción de conexión con lo que allí estaba pasando. Era como cuando niña ves por primera vez un truco de magia, y te quedas perpleja, en ese momento tu cuerpo, tu corazón no quieren irse de allí y tu mente se apaga, porque le embriaga ese misterio.

Cuando crecemos empezamos a buscar el truco, como lo ha hecho... y entonces perdemos el disfrute real del momento, buscamos el como, salimos del corazón y entramos  en la mente. Con lo que podríamos decir que en el momento que vivimos cualquier circunstancia desde la mente, la razón y el ego, dejamos de disfrutar de la magia, del misterio de la vida.


 Vivir desde la mente, es controlar. Vivir desde el corazón, es disfrutar.


Así que si dejamos la idea de que el mundo tiene una sola manera de verse, de disfrutarse y entonces abrimos nuestro campo de acción, de disfrute, en definitiva de felicidad.


Porque lo que yo veo, siento, no es lo que tú oyes sientes y ves.


Entonces dejo de pelearme con el mundo, con las personas, con lo que está bien, con lo que está mal, sólo disfruto del momento, de las diferencias, de la diversidad, entiendo que cada persona percibe de manera diferente, y eso ni es bueno ni malo, sólo diferente. Y vivir desde ahí me permite vivir desde una tranquilidad, una paz y un silencio interior, lleno de felicidad.

Si quieres profundizar más el concepto EL MAPA NO ES EL TERRITORIO, te invito a que leas las siguientes entradas:

MI MAPA NO ES EL TERRITORIO.

ZOOM, EL MAPA NO ES EL TERRITORIO.

EL MAPA NO ES EL TERRITORIO

 

Porque cuando te permites ampliar tu manera de ver y observar el mundo, aumentan tus posibilidades, tu información, tus acciones y por tanto tu capacidad de ser feliz.

Cuando nada es ajeno a ti, nada te perturba, nada distorsiona tu capacidad de amar lo que está pasando y entonces eres feliz.


 Tu capacidad de ser feliz, es tu capacidad de soltar tus conceptos, tu razón.


 De ampliar tu perspectiva, tu capacidad de percepción, de soltar la mente y conectarte con tu corazón.

Isabel Santiago El Espejo del Coaching Happiness Designer

Hay un compañero terapeuta que dice: "Que mientras no eres consciente de tus programas no puedes operar con RESPONS(H)ABILIDAD, porque eres víctima, verdugo de tus propios programas", ahora cuando los ves...
 
YA NO PUEDES VOLVER ATRÁS
es el momento de asumir la responsabilidad de ser protagonista de TU VIDA.
 
Quizás pienses que por que soy coach, acompañante, facilitadora... como quieras llamarlo, tendría que tener todos mis programas resueltos, quizás he decidido acompañar a otras personas, porque me he dado cuenta de todos los programas no resueltos que tengo, y en esa búsqueda de herramientas para resolverlos, soltar e ir aprendiendo a ser feliz internamente he decidido acompañar a otras personas para que también lo sean... cada persona, cada cliente, cada experiencia que me encuentro en mi vida es un ejercicio de aprendizaje, de darme cuenta, así que GRACIAS a todxs los que estáis en mi vida, porque de una manera u otra estás contribuyendo a mi crecimiento. 


No te creas nada de lo que te digo, juega, prueba, experimenta, vívelo y decide por ti misma.
 
En el apartado vídeos encontrarás historias que te motivarán, te ayudarán a reflexionar, a mirar de otra manera, y si quieres recibir las entradas de mi blog regístrate y las recibirás cómodamente en tu mail.
Leer más ...

Bueno, verdad y necesario

Un relato cuenta que se acerca un discípulo al maestro y le dice:

- Maestro, quiero contarte que una persona estuvo hablando de ti con malevolencia.

(¿Alguna vez escuchaste algo parecido a esto en tu equipo o empresa? Si es así, te invito a seguir leyendo el relato.)

El maestro le interrumpe diciendo:

- ¡Espera!, ¿ya hiciste pasar a través de las 3 barreras lo que me vas a decir?

- ¿Las tres barreras? - pregunta el discípulo.

- Sí - replica el sabio-. La primera es la verdad:


¿ya examinaste cuidadosamente si lo que quieres decirme es verdadero?


- No..., solo lo he oído decir a unos vecinos.

- Pero al menos lo habrás hecho pasar por la segunda barrera que es la bondad; lo que quieres decir,


¿es por lo menos bueno?


- No, en realidad no. Al contrario...

-¡Ah!- interrumpió el maestro-, entonces vamos a la última barrera:


¿es necesario que me cuentes eso?


- Para ser sincero, no ¡Necesario no es!

- Entonces- sonrió el sabio maestro-,


si no es verdadero, ni bueno, ni necesario,... ¡sepultémoslo en el olvido!

 


 

Te invito a aplicar estas tres reglas en tu vida, en cualquier aspecto de ellas y verás que al no ocupar espacio con cosas que no son verdad, ni buenas, ni necesarias, dejas espacio para aquellas que si lo son.

Gracias.

 

Yo sé que TÚ sola(o) PUEDES, ahora recuerda que no estás sola(o),
yo te puedo hacer el camino más fácil, más rápido y acompañada(o).


No te creas nada de lo que te digo, sólo juega, prueba, experimenta, vívelo y decide por ti misma(o).

Leer más ...

Sinceridad

(Del lat. sincerĭtas, -ātis). 1. f. Sencillez, veracidad, modo de expresarse libre de fingimiento.

Uno es sincero cuando hay congruencia entre lo que piensa y dice.

Usamos la sinceridad para expresar lo primero que se nos pasa por la cabeza, sin analizar los resultados de ese comentario en los demás y en nuestros  propios objetivos, sin tener el cuenta el resultado de nuestra "sinceridad".

Este breve relato cuestiona el valor de la sinceridad:

Un discípulo se acerca al maestro y le dice:

-Maestro, quiero contarte que una persona estuvo hablando de ti con malevolencia.

El maestro le interrumpe diciendo:

-¡Espera! ¿ya hicieste pasar a través de las tres barreras lo que me vas a decir?

-¿Las tres barreras? -pregunta el discípulo.

-Sí -replica el sabio-.

La primera es la verdad ¿ya examinaste cuidadosamente si lo que quieres decirme es verdadero?

-No..., sólo lo he oído decir a unos vecinos.

-Pero al menos lo habrás hecho pasar por la segunda barrera que es la bondad, lo que quieres decir, ¿es por lo menos bueno?

-No, en realidad no. Al contrario...

-¡Ah!- interrumpió el maestro-

Entonces vamos a la última barrera: ¿es necesario que me cuentes eso?

-Para ser sincero no. ¡Necesario no es!

-Entonces -sonrió el sabio maestro-, si no es verdadero, ni bueno, ni necesario, ... ¡sepultémoslo en el olvido!

La próxima vez que vayas a ser "sincer@" mira a ver si supera los tres filtros.

 

 Isabel Santiago Experta en Coaching PNL Inteligencia Emocional Bioneuroemoción Bioheart Diksha

Hay un compañero terapeuta que dice: "Que mientras no eres consciente de tus programas no puedes operar con RESPONS(H)ABILIDAD, porque eres víctima, verdugo de tus propios programas", ahora cuando los ves...
 
YA NO PUEDES VOLVER ATRÁS
es el momento de asumir la responsabilidad de ser protagonista de TU VIDA.
 
Quizás pienses que por que soy coach, acompañante, facilitadora... como quieras llamarlo, tendría que tener todos mis programas resueltos, quizás he decidido acompañar a otras personas, porque me he dado cuenta de todos los programas no resueltos que tengo, y en esa búsqueda de herramientas para resolverlos, soltar e ir aprendiendo a ser feliz internamente he decidido acompañar a otras personas para que también lo sean... cada persona, cada cliente, cada experiencia que me encuentro en mi vida es un ejercicio de aprendizaje, de darme cuenta, así que GRACIAS a todxs los que estáis en mi vida, porque de una manera u otra estás contribuyendo a mi crecimiento. 


No te creas nada de lo que te digo, juega, prueba, experimenta, vívelo y decide por ti mismx.
 
En el apartado vídeos encontrarás historias que te motivarán, te ayudarán a reflexionar, a mirar de otra manera, y si quieres recibir las entradas de mi blog regístrate y las recibirás cómodamente en tu mail.
Leer más ...

Las emociones

Cuentan que una vez se reunieron todos los sentimientos y cualidades del ser humano.

Cuando el aburrimiento había bostezado por tercera vez, la locura, como siempre tan loca, les propuso: ¿Vamos a jugar a las escondidas?

La intriga levantó la ceja intrigada y la curiosidad, sin poder contenerse, preguntó: -¿A escondidas?... ¿y cómo es eso?

-Es un juego -explica la locura- en el que yo me tapo la cara y comienzo a contar hasta un millón mientras ustedes se esconden y cuando yo haya terminado de contar, el primero de ustedes que yo encuentre ocupará mi lugar para continuar el juego.

El entusiasmo bailó secundado por la euforia, la alegría dió tantos saltos que terminó por convencer a la duda, incluso a la apatía, a la que nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar...

La verdad prefirió no esconderse, ¿para qué? Si al final siempre la hallaban, y la soberbia opinó que era un juego muy tonto (en el fondo lo que le molestaba era que la idea no hubiese sido de ella) y la cobardía prefirió no arriesgarse...

-Uno, dos, tres... -comenzó a contar la locura.

La primera en esconderse fue la pereza, que como siempre se dejó caer tras la primera piedra en el camino, la fe subió al cielo y la envidia se escondió tras la sombra del triunfo, que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto.

La generosidad casi no alcanzaba a esconderse, cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos... ¿Qué si un lago cristalino? Ideal para la belleza. ¿Que si la hendidura de un árbol? Perfecto para la timidez. ¿Que si el vuelo de una mariposa? Lo mejor para la voluptuosidad. ¿Que si una ráfaga de viento? Magnífico para la libertad. Así, la generosidad terminó por ocultarse en un rayito de sol.

El egoísmo, en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio, ventilado, cómo... Pero sólo para él.

La mentira se escondió en el fondo de los océanos (mentira, en realidad se escondió detrás del arco iris), y la pasión y el deseo en el centro de los volcanes.

El olvido... se me olvidó dónde se escondió... pero eso no es lo importante.

Cuando la locura contaba 999.999, el amor aún no había encontrado sitio para esconderse, pues todo se encontraba ocupado... Hasta que divisó un rosal... Y enternecido decidió esconderse en sus flores.

-¡Un millón! -contó la locura y comenzó a buscar.

La primera en aparecer fue la pereza, sólo a tres pasos de una piedra. Después se escuchó a la fe discutiendo con Dios en el cielo sobre zoología...

A la pasión y el deseo los sintió el vibrar de los volcanes.

En un descuido encontró a la envidia y, claro, pudo deducir dónde se encontraba el triunfo.

Al egoísmo no tuvo ni que buscarlo. Él solito salió disparado de su escondite que había resultado ser un nido de avispas.

De tanto caminar sintió sed y al acercarse al lago descubrió a la belleza.

Con la duda resultó más fácil todavía, pues la encontró sentada sobre una cerca sin decidir aún de qué lado esconderse. Así fue encontrado a todos...

Al talento entre la hierba fresca, a la angustia en una oscura cueva, a la mentira detrás del arco iris... (mentira, si ella estaba en el fondo del océano) y hasta al olvido... que ya se le había olvidado que estaban jugando a las escondidas.

Pero el amor no aparecía por ningún lado. La locura buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyuelo del planeta, en la cima de las montañas... y cuando estaba dándose por vencida divisó un rosal y las rosas... Y tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas, cuando de pronto se escuchó un doloroso grito. Las espinas había herido en los ojos al amor; la locura no sabía qué hacer para disculparse... lloró, rogó, imploró, pidió perdón y, como castigo, hasta prometió ser su lazarillo.

Cuenta la leyenda que desde entonces, desde que por primera vez se jugó a las escondidas en la tierra...


El amor es ciego... y la locura siempre lo acompaña.


COACHING. El arte de soplar las brasas. Capítulo VII. Leonardo Wolk.

 

Recuerda que el aburrimiento, la locura, la envidia, el triunfo, el egoísmo, la belleza, la duda, el talento, la agustia, el olvido... todos estos sentimientos vienen precedidos de un pensamiento que nos dice que lo que vivimos es aburrido, que lo que vivimos es de locos, que nos dice que lo que tenemos es poco... busca cual es el pensamiento que define tus sentimientos y si quieres cámbialo, por una dosis de amor y locura.

 


Si quieres aprender a gestionar tus emociones. PINCHA AQUÍ.


 

Yo sé que TÚ sola(o) PUEDES, ahora recuerda que no estás sola(o),
yo te puedo hacer el camino más fácil, más rápido y acompañada(o).


No te creas nada de lo que te digo, sólo juega, prueba, experimenta, vívelo y decide por ti misma(o).

Leer más ...

El humor

A la mañana, la madre estaba preparando el desayuno para su hijo. Como este no aparecía, fue hasta su dormitorio y encontró la puerta cerrada.

-"¿Te sientes bien?", preguntó.

-"Estoy bien" le contestó una voz desafiante, "simplemente he decidido no ir hoy a la escuela"

- "¡¿Cómo díces?!, estalló la madre. "¡te has vuelto loco!"

-"No mamá. Tengo tres buenas razones para no ir a la escuela.
Primero, me aburre. Segundo, los maestros me odian. Y tercero, los niños se burlan de mí. Ahí tienes mis tres buenas razones."

-"Ciertamente tienes tus buenas razones. Pero ahora yo te daré tres mejores razones por las cuales irás a la escuela.
Primero soy tu madre y yo digo que debes ir. Segundo, tienes cincuenta y tres años. Y tercero, ¡eres el director de la escuela!".

La gracia del chiste depende de un giro inesperado. Lo que parecía un hecho resultó ser una equívoca interpretación.

El chiste nos muestra que la solidez del mundo es una ilusión. La realidad es misteriosa, polisémica, multifacética. El mundo en el que vivimos depende de nuestro "impulso interpretativo".

El humor empieza igual que humildad. La capacidad de tomarse menos en serio es el mejor antídoto contra la certeza. Cada chiste socava nuestra soberbia y nos invita a la prudencia de la duda. En ese espacio de incertidumbre es donde pueden coexistir amorosamente las distintas verdades, facetas parciales de la infinita verdad". Metamanagement. Fredy Kofman. Tomo I. Capítulo 5. El humor


¿Qué sucedería si nos tomáremos menos en serio? ¿Qué pasaría si al mirarnos al espejo sonriéramos? ¿Qué ocurriría si ...?


SI sólo te lo cuestionas nada, PRUEBA a ver que pasa.

 

Yo sé que TÚ sola(o) PUEDES, ahora recuerda que no estás sola(o),
yo te puedo hacer el camino más fácil, más rápido y acompañada(o).

No te creas nada de lo que te digo, sólo juega, prueba, experimenta, vívelo y decide por ti misma(o).


En el apartado VÍDEOS podrás encontrar historias que te motivarán, te ayudarán a reflexionar, a mirar de otra manera,


y si quieres recibir las entradas de mi blog  regístrate y las recibirás cómodamente en tu mail.


Leer más ...

Juicios vs Hechos

  • Publicado en Links
  • 25 Feb

¿Cuantas veces has supuesto algo que luego no era cierto?
¿Cuantas veces has pensado que alguien te mentía y no era así?
¿Cuantas veces has pensado que estabas en lo cierto y no era así?

También hay otras muchas veces de aquello que supones, que piensas, que crees se corresponde con lo que otra persona piensa y cree. Los juicios nos ayudan y nos acompañan para poder ser operativos, para generar una respuesta rápida... el caso es que trabajar u operar desde ese prisma nos hace autómatas, y nos hace pensar que aquello que vemos es lo que realmente es... y no siempre es así.


Yo soy responsable de lo que digo,
pero no de lo que tú escuchas. Humberto Maturana


Y con lo que ves, lo que sientes... vemos desde nuestro propio prisma, desde nuestros zapatos y puede que esos zapatos coincidan con la realidad ¿o no? en vez de ir en transparencia, creyendo que es así, a veces deberíamos pararnos y reflexionar si eso es así o no. Y sobre todo... pensar así, tener este juicio ¿me ayuda a conseguir lo que quiero conseguir en la vida?

No hay trabajo.
Es un juicio, operar desde él me permite unos resultados, no pasar a la acción.


Puede que encuentre trabajo.
Es otro juicio, que me abre posibilidades a la acción.


Hay trabajo.
Es otro juicio, que me motiva, me anima, sólo tengo que buscar, porque el trabajo está ahí.

¿Cuál es la realidad? La que quieras vivir, sentir, oír o ver... realidades hay muchas y eso es lo que pretendo que veas... depende de como mires el mundo así el mundo será... los juicios nos salvan de situaciones conflictivas... también nos mete en situaciones conflictivas, en la parálisis, en el victimismo, en la no acción.

Piensa ¿qué es lo que me falta? ¿qué es lo que me gustaría vivir que no vivo?
¿Qué pienso yo para que eso no suceda en mi vida?


¿Cuál es la trampa? Ha de suceder X para que yo haga Y


El otro día comentaba con un cliente la venta de una casa en propiedad. A lo cual le pregunte

-¿La casa en la que vives de alquiler, la consideras tu hogar?
-No. Si vendo esa casa entonces buscaré un hogar- me respondió.

Lo siento, la vida no funciona así... y lo digo por propia experiencia.

Yo he vendido mi casa, porque me he ido de ella, porque he roto los lazos y he encontrado un lugar que siento como mi hogar, al menos en este momento de mi vida, es mi hogar ¿y qué a ha pasado? Que me voy y vendo mi casa. ¿Magia? Energía.

Cuando ponemos condiciones al flujo natural de la cosas, las cosas no suceden, no hemos de ser una piedra en el fondo del río, sino esa hoja que se deja llevar por la corriente de la vida.

¿Qué piensas que te impide conseguir lo que quieres?
¿Qué juicios emites sobre la vida, sobre lo que te rodea, sobre las posibilidades?
¿Qué apegos tienes que impide que puedas avanzar?


Suelta y las cosas suceden, si te atas, atad@ estás


 

Cada persona tiene "su manera" de ver el mundo (interpretación) y a veces confunde la interpretación de lo que ve, con lo que realmente sucede.

Os invito a ver este vídeo que ilustra muy bien la distinción, JUICIOS versus HECHOS.

No "siempre" es, lo que parece ser.


 

Hay un compañero terapeuta que dice: "Que mientras no somos conscientes de ello no podemos operar con RESPONS(H)ABILIDAD, porque somos víctimas, verdugos de nuestros propios programas", ahora cuando los vemos...


YA NO PUEDES VOLVER ATRÁS
ahora toca asumir la responsabilidad de ser protagonista de TU vida.


Quizás pienses que por que soy coach y terapeuta tendría que tener todos mis programas resueltos, quizás soy terapeuta porque me he dado cuenta de todos los programas no resueltos que tengo, y en esa búsqueda de herramientas para resolverlos, soltar e ir aprendiendo a ser feliz internamente he decidido acompañar a otras personas para que también lo sean... cada persona, cada cliente, cada experiencia que me encuentro en mi vida es un ejercicio de aprendizaje, de darme cuenta, así que GRACIAS a todxs los que estáis en mi vida, porque de una manera u otra estás contribuyendo a mi crecimiento. 


GRACIAS


 

 

TÚ DECIDES, DEPENDE DE TI .

Yo sé que TÚ sola(o) PUEDES, ahora recuerda que no estás sola(o),
yo te puedo hacer el camino más fácil, más rápido y acompañada(o).


No te creas nada de lo que te digo, sólo juega, prueba, experimenta, vívelo y decide por ti misma(o).

 

En el apartado VÍDEOS podrás encontrar historias que te motivarán, te ayudarán a reflexionar, a mirar de otra manera, y si quieres recibir las entradas de mi blog regístrate y las recibirás cómodamente en tu mail.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
BILBAO Particular de Costa, 8-10 4º  |  BARCELONA Pelai,7 1º D   |  DURANGO Juan de Olazarán, 9
 
Cita Previa  |  + 34 609 432 948  |  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.