Cuando tomas conciencia del para qué,
del sentido de todo lo que te sucede
empiezas a comprender el misterio de la vida
y recuperas la paz. 

  

Menu

Esta es tu herencia Pincha aquí...

Compromiso con una misma

El compromiso... que palabra... me resuena en la cabeza como un martillo y es que siempre he sentido que navegaba por la vida de puntillas, sin comprometerme realmente con las cosas, las hacía y las hacía muy muy bien, ponía la acción, la ejecución, pero el corazón... NO.

A lo largo de estos 7 años de crecimiento y desarrollo personal y profesional, me he dado cuenta que el verdadero compromiso es aquel que no tiene dudas, que entrega, que no espera, es aquel en el que te das, sin pensar en el resultado.


Cuando hay verdadero compromiso hay coherenciamentepsique y cuerpo.


Toda mi vida he tenido miedo al compromiso "de verdad" porque abrir mi corazón suponía abrir la posibilidad de que me hicieran daño, de fallar y mostrarme vulnerable, de mostrar a los demás quién soy realmente. Comprometerse significa ser fiel a una misma, no tiene nada que ver con los demás, porque la otra persona no existe. Comprometerse es darlo todo, a una misma.

Comprometerse con una misma, comprometerse con la vida es:

  1. Saber decir no.
  2. Opinar sin esperar aprobación.
  3. Dar sin esperar nada a cambio.
  4. Aceptarte a ti misma.
  5. Reconocer tus logros.
  6. Entregar el 100%.
  7. Construir tus sueños.
  8. Ver y superar tus límites.
  9. Respetar la diferencia.
  10. Amarte incondicionalmente.
  11. Confiar.
  12. Experimentar.

Porque cuando vives con el compromiso contigo misma, ya no le vas a exigir a nadie que lo haga por ti, que te reconozca, que te apruebe, que te lo ponga fácil... porque crees en ti, porque sabes que tú puedes lograrlo, quizás no sepas como... cuando te comprometes buscas el como, el donde, el cuando, con quién...


El compromiso contigo misma es ACCIÓN.


Hace una par de semanas me ofrecieron adoptar a una gatita. Cuando la vi, me enamoré, un ser tierno, dulce, suave, presente... esa mirada... y en ese momento empezaron a aparecer en mi mente un montón de peros, de inconvenientes... de excusas y me di cuenta que aunque yo quería vivir esa experiencia, no quería comprometerme con vivirla, me daba miedo tener en mi vida algo que fuera mayor que mis planes, que mis objetivos, tenía miedo a vivir una experiencia que no encajara con lo que yo entendía tenía que ser mi experiencia, mi vida o mi modelo de vida. Tenía miedo a no ser capaz de hacerme cargo, de responsabilizarme, a comprometerme. Y yo estaba aterrorizada porque no sabía si iba a ser capaz de asumir los cambios.

Sabes... no lo sé, pero estoy dispuesta a ponerme a prueba, a vivir esa experiencia, a superar mis miedos. Me comprometo a asumir la responsabilidad de ocuparme de Durga, de darle un hogar, comida, mimarla, cuidarla con todo mi corazón. Y voy hacerlo al 100%, porque ese va a ser el gran regalo que yo tenga en este momento,


Mi propio compromiso con vivir más allá de mis miedos.


Hay un libro muy interesante titulado !Aunque tenga miedo. Hágalo igual! de Susan Jeffers que os recomiendo que leáis y que como en mi caso lo apliquéis.

Tengo un amigo que dice que no hay que vivir todas las experiencias, quien soy yo para decir que no tiene razón o que si la tiene, lo que si sé es que la vida te pone situaciones para que aprendas a superarte, para que las transciendas, para que sepas que si la vida te ha puesto esa circunstancia en el camino es porque puedes sortearla, porque eres capaz, porque puedes.


Comprométete a vivir las experiencias que la vida te ofrece
porque es la única manera de vivirla plenamente.


 

Isabel Santiago El Espejo del Coaching Happiness Designer

Hay un compañero terapeuta que dice: "Que mientras no eres consciente de tus programas no puedes operar con RESPONS(H)ABILIDAD, porque eres víctima, verdugo de tus propios programas", ahora cuando los ves...
 
YA NO PUEDES VOLVER ATRÁS
es el momento de asumir la responsabilidad de ser protagonista de TU VIDA.
 
Quizás pienses que por que soy coach, acompañante, facilitadora... como quieras llamarlo, tendría que tener todos mis programas resueltos, quizás he decidido acompañar a otras personas, porque me he dado cuenta de todos los programas no resueltos que tengo, y en esa búsqueda de herramientas para resolverlos, soltar e ir aprendiendo a ser feliz internamente he decidido acompañar a otras personas para que también lo sean... cada persona, cada cliente, cada experiencia que me encuentro en mi vida es un ejercicio de aprendizaje, de darme cuenta, así que GRACIAS a todxs los que estáis en mi vida, porque de una manera u otra estás contribuyendo a mi crecimiento. 


No te creas nada de lo que te digo, juega, prueba, experimenta, vívelo y decide por ti misma.
 
En el apartado vídeos encontrarás historias que te motivarán, te ayudarán a reflexionar, a mirar de otra manera, y si quieres recibir las entradas de mi blog regístrate y las recibirás cómodamente en tu mail.
Leer más ...

Límites y creencias

Estaba buscando el cuento de Jorge Bucay El elefante encadenado y me he "tropezado" con Los niños estaban solos.

El elefante encadenado habla de como se configuran las creencias en un determinado momento de nuestra vida, y las aceptamos como válidas para siempre sin cuestionarlas...

Uno de los 26 Cuentos para Pensar de Jorge Bucay que os recomiendo leer.

Los niños estaban solos

Su madre se había marchado por la mañana temprano y los había dejado al cuidado de Marina, una joven de dieciocho años a la que a veces contrataba por unas horas para hacerse cargo de ellos a cambio de unos pocos euros. Desde que el padre había muerto, los tiempos eran demasiados duros como para arriesgar el trabajo faltando cada vez que la abuela se enfermaba o se ausentaba de la ciudad.

Cuando el novio de la jovencita llamó para invitarla a un paseo en su coche nuevo, Marina no dudó demasiado. Después de todo los niños estaban durmiendo como cada tarde, y no se despertarían hasta las cinco. Apenas escuchó la bocina cogió su bolso y descolgó el teléfono. Tomó la precaución de cerrar la puerta del cuarto y se guardó la llave en el bolsillo. Ella no quería arriesgarse a que Pancho se despertara y bajara las escaleras para buscarla, porque después de todo tenía sólo seis años y en un descuido podía tropezar y lastimarse. Además, pensó, si eso sucediera, ¿Cómo le explicaría a su madre que el niño no la había encontrado?

Quizá fue un cortocircuito en el televisor encendido o en alguna de las luces de la sala, o tal vez una chispa del hogar de leña; el caso es que cuando las cortinas empezaron a arder el fuego rápidamente alcanzó la escalera de madera que conducía a los dormitorios. La tos del bebé debido al humo que se filtraba por debajo de la puerta lo despertó. Sin pensar, Pancho saltó de la cama y forcejeó con el picaporte para abrir la puerta pero no pudo. De todos modos, si lo hubiera conseguido, él y su hermanito de dos meses hubieran sido devorados por las llamas en pocos minutos.

Pancho gritó llamando a Marina, pero nadie contestó su llamada de auxilio. Así que corrió al teléfono que había en el cuerto (él sabía cómo marcar el número de su mamá) pero no había línea. Pancho se dio cuenta de que debía sacar su hermanito de allí. Intentó abir la ventaba que daba a la cornisa, pero era imposible para sus pequeñas manos destrabar el seguro y aunque lo hubiera conseguido aún debía soltar la malla de alambre que sus padres habían instalado como protección.

Cuando los bomberos terminaron de apagar el incendio, el tema de conversación de todos era el mismo: ¿Cómo pudo ese niño tan pequeño romper el vidrio y luego el enrejado con el perchero? ¿Cómo pudo cargar el bebé en la mochila? ¿Cómo pudo caminar por la cornisa con semejante peso y bajar por el árbol? ¿Cómo pudo salvar su vida y la de su hermano?

El viejo jefe de bomberos, hombre sabio y respetado les dio la respuesta: Panchito estaba solo...

No tenía a nadie que le dijera que no iba a poder.

Leer más ...

¿De salvadora por la vida?

Hace más de 10 años que leí este libro, y sigue estando tan vigente en la sociedad como la primera edición en la que fue publicado

¿Quieres descubrir donde están los límites que te impiden avanzar, crecer...?
Este relato te ayuda donde mirar...

Portada Libro El Caballero de la Armadura Oxidada

El caballero de la armadura oxidada (NUEVA CONSCIENCIA)

"Hace ya mucho tiempo, en una tierra muy lejana, vivía un caballero que pensaba que era bueno, generoso y amoroso. Hacía todo lo que suelen hacer los caballeros buenos, generosos y amorosos. Luchaba contra sus enemigos, que eran malos, mezquinos y odiosos. Mataba a dragones y rescataba a damiselas en apuros. Cuando en el asunto de la caballería había crisis, tenía la mala costumbre de rescatar damiselas incluso cuando ellas no deseaban ser rescatadas y, debido a esto, aunque muchas damas le estaban agradecidas, otras tantas se mostraban furiosas con el caballero. Él lo aceptaba con filosofía. Después de todo, no se puede contentar a todo el mundo..."

 

¿Te sientes identificada? ¿Identificado?

Con todo lo que tú haces por los demás y no te lo agradecen... no haces más que encontrar muros y muchas veces ni entiendes ni comprendes que está pasando.

Este bello relato te habla de que.. como ese caballero tienes objetivos, objetivos que muchas veces no se corresponden con los objetivos de los demás, que vas por la vida sin escuchar, vas con tu armadura pensando que el mundo es únicamente como tú lo ves y piensas que has de salvar a todo el mundo de los males que les acechan.

Dos cositas de nada, el mundo exterior que ves es tu mundo interior, cuando ves que alguien "necesita" ser salvado, piensa

  • ¿Cómo me he de salvar a mi misma, a mi mismo?
  • ¿Qué es lo que esa persona necesita salvar?
  • ¿Porque es mi espejo?
  • ¿Es lo que yo necesito?

Otra es que cuando tú te ocupas de "salvar" a las otras personas no dejas que ellos adquieran la responsabilidad de ocuparse por si mismas, de tomar conciencia de lo que les pasa y encontrar su propio camino... cuando te ocupas del proyecto de los demás estás obviando el tuyo, así que cuando te pongas la bandera de samaritana, samaritano piensa

  • ¿Desde donde lo hago realmente?
  • ¿De qué quiero escapar?
  • ¿Me ocupo de los demás o estoy huyendo de mi misma, de mi mismo?

Cuando estas preguntas sean sinceras, cuando realmente encuentres tus verdaderas intenciones, sólo entonces empezarás a entenderte y a conocerte y saber que nadie puede salvar a nadie, simplemente ser el reflejo, ser el espejo que muestre como ocuparse de la vida.

No podemos ayudar a nadie que no ve, no podemos acompañar a nadie que no quiere que le acompañen, tu responsabilidad contigo misma, contigo mismo y con los demás es: ser esa persona que los demás quieran modelar, esa es tu verdadera responsabilidad en la vida.

Vivir tu vida en coherencia,
es el mejor regalo que le puedes ofrecer a quienes te rodean.

 

 Isabel Santiago Experta en Coaching PNL Inteligencia Emocional Bioneuroemoción Bioheart Diksha

Hay un compañero terapeuta que dice: "Que mientras no eres consciente de tus programas no puedes operar con RESPONS(H)ABILIDAD, porque eres víctima, verdugo de tus propios programas", ahora cuando los ves...
 
YA NO PUEDES VOLVER ATRÁS
es el momento de asumir la responsabilidad de ser protagonista de TU VIDA.
 
Quizás pienses que por que soy coach, acompañante, facilitadora... como quieras llamarlo, tendría que tener todos mis programas resueltos, quizás he decidido acompañar a otras personas, porque me he dado cuenta de todos los programas no resueltos que tengo, y en esa búsqueda de herramientas para resolverlos, soltar e ir aprendiendo a ser feliz internamente he decidido acompañar a otras personas para que también lo sean... cada persona, cada cliente, cada experiencia que me encuentro en mi vida es un ejercicio de aprendizaje, de darme cuenta, así que GRACIAS a todxs los que estáis en mi vida, porque de una manera u otra estás contribuyendo a mi crecimiento. 


No te creas nada de lo que te digo, juega, prueba, experimenta, vívelo y decide por ti mismx.
 
En el apartado vídeos encontrarás historias que te motivarán, te ayudarán a reflexionar, a mirar de otra manera, y si quieres recibir las entradas de mi blog regístrate y las recibirás cómodamente en tu mail.
Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
BILBAO Particular de Costa, 8-10 4º  |  BARCELONA Pelai,7 1º D   |  DURANGO Juan de Olazarán, 9
 
Cita Previa  |  + 34 609 432 948  |  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.