Cuando tomas conciencia del para qué,
del sentido de todo lo que te sucede
empiezas a comprender el misterio de la vida
y recuperas la paz. 

  

Menu

Esta es tu herencia Pincha aquí...

Exigencia vs Excelencia

Ver el vídeo La Exigencia - Autoasistencia - Dr. Norberto Levy

Hasta no hace muy poco al oir la frase: yo soy muy exigente, pensábamos en una persona muy responsable, que le gustan las cosas bien hechas, meticulosa, precisa, alguien que saca lo mejor de ti, porque te pide, te pide y nunca esta contento(a), saca de ti hasta lo que inicialmente no había: desmotivación, desilusión ya que nunca cumples sus expectativas.

Esta persona meticulosa y perfeccionista puede ser alguien exterior o puedes ser tú misma(o).


Una persona exigente nunca está satisfecha, nunca es bastante. 


Ahora mismo en el mundo, se oye hablar de líderes y no de jefes, y os preguntaréis ¿qué diferencia hay? unas cuantas, para mi se basa principalmente en la diferencia entre exigencia y excelencia:

Exigencia Excelencia Infografia Isabel Santiago El Espejo del Coaching

 

 

 

Una persona exigente es aquella que utiliza la fuerza para conseguir lo que quiere e invita a otros(as) a hacer lo mismo, con el conscuente desgate físico y emocional.

Una persona excelente es aquella que utiliza el poder para conseguir los objetivos, sabe que las relaciones son de vital importancia, sabe que la confianza es la base para una relación larga y duradera, y que para sacar lo mejor de los demás sólo es cuestión de escuchar, de empatizar de saber que pueden y hacer todo lo posible para motivarles e invitarles a la acción.

Una persona excelente se centra en las soluciones, se centra en el error como una oportunidad para aprender, una persona en contínuo reciclaje, que vive cada momento como una oportunidad para aprender.

Y volvemos a la reflexión nosotras(os) somos las líderesas y los líderes de nosotras(os) mismas(os).

Un ejemplo fácil para que nos demos cuenta perfectamente donde estamos sería, antes un error simple por ejemplo, estás haciendo el postre y quemas el bizcocho, estás haciendo agujeros para colgar y cuadro y calculas mal las distancia y el cuadro queda torcido, te olvidas de la reunión que tenías con tus amigos y.... ¿Cuál es la conversación que tienes contigo misma(o)

EXIGENCIA. Perfección. Otro bizcocho que no se puede comer.
EXCELENCIA. Mejora. Estás cada vez más cerca de conseguir el bizcocho suave y delicioso.

EXIGENCIA. Fracaso. Vaya mierda de bizcoho que has hecho, esto ni un niño de 3 años.
EXCELENCIA. Aprendizaje. He de comprobrar si ha sido el tiempo o la temperatura lo que he calculado mal.

EXIGENCIA. Ansiedad. ¿Y ahora que voy a hacer? ¿Cómo voy a solucionar esto? No puedo, no tengo tiempo.
EXCELENCIA. Posibilidad. Comeremos fruta, hoy postre natural.

EXIGENCIA. Miedo. ¿Y si no les gusta la fruta que tengo? ¿Y si mi pareja se enfada por no tener postre?
EXCELENCIA. Confianza. El bizcocho está chamuscado, al menos ahora se que puedo mejorar para la próxima vez.

EXIGENCIA. Control. esto tengo que solucionarlo de alguna manera, esto no puede quedar así.
EXCELENCIA. Fluidez. Mirándolo por el lado bueno, y ahora que no tengo tiempo para hacer otro, menos calorias para el cuerpo.

EXIGENCIA. Ser es Hacer. No se hacer nada, soy un(a) negado(a).
EXCELENCIA. Ser no es Hacer. Soy genial, ahora se como puedo hacerlo mejor para la próxima vez, menos temperatura e igual tiempo.

EXIGENCIA. Inútil. No vales para nada, ni un simple bizcocho.
EXCELENCIA. Aprender. La próxima vez estaré más cera de conseguirlo.

EXIGENCIA. Sufrimiento. Vaya mierda, la cena ya no será como la había pensado, ya no hay guinda...
EXCELENCIA. Disfrute. Aunque no haya el postre que pensaba lo susituyo y vamos a disfrutar de la cena.

EXIGENCIA. Dudas. ¿Y ahora que hago?
EXCELENCIA. Sin Dudas. Bizcocho a la basura, ¿qué otro postre puedo hacer?.

EXIGENCIA. Culpabilidad. La cena ya no será como tenía que ser, es que no se me puede encargar nada, ahora sin postre
EXCELENCIA. Responsabilidad. Voy a la tienda de abajo y como helados.

EXIGENCIA. Tengo que, debo que. Tengo que arreglarlo de alguna manera, debo arreglarlo.
EXCELENCIA. Quiero. Quiero aprender de esta experiencia y no agobiarme por un simple bizcocho.

¿Te suena algunas de estas frases?

Estamos educadas(os) en la exigencia, debemos de hacer las cosas siempre bien, no te puedes equivocar, el error es algo negativo que hemos de ocultar, debemos ser perfectas(os) en todo momento y en todo lugar. Esta es nuestra cultura, sin embargo en otras culturas en otros países el error es una oportunidad, una oportunidad de aprendizaje para saber que no estaba funcionando del todo bien y así mejorar. En EEUU las personas que han emprendido y han fracaso tienen más opciones de encontrar un trabajo que las que no ¿Porqué? Porque saben lo que no hay que hacer.

El ejemplo de Edison, cuando después de 1.000 bombillas sus compañeros científicos le decían que no lo iba a conseguir nunca, que abandonara, el contestaba:
- Ahora se 1.000 maneras de como, no hay que hacerlo, probaré una distinta, una diferente, ahora estoy más cerca.

El aprendizaje, el error nos permite seguir creciendo y seguir avanzando y adaptándonos a un mundo cada vez más cambiante y a mayor velocidad, así que...

¿Tú donde estás? ¿Y donde quieres estar?

 

Isabel Santiago El Espejo del Coaching Happiness Designer

Hay un compañero terapeuta que dice: "Que mientras no eres consciente de tus programas no puedes operar con RESPONS(H)ABILIDAD, porque eres víctima, verdugo de tus propios programas", ahora cuando los ves...
 
YA NO PUEDES VOLVER ATRÁS
es el momento de asumir la responsabilidad de ser protagonista de TU VIDA.
 
Quizás pienses que por que soy coach, acompañante, facilitadora... como quieras llamarlo, tendría que tener todos mis programas resueltos, quizás he decidido acompañar a otras personas, porque me he dado cuenta de todos los programas no resueltos que tengo, y en esa búsqueda de herramientas para resolverlos, soltar e ir aprendiendo a ser feliz internamente he decidido acompañar a otras personas para que también lo sean... cada persona, cada cliente, cada experiencia que me encuentro en mi vida es un ejercicio de aprendizaje, de darme cuenta, así que GRACIAS a todxs los que estáis en mi vida, porque de una manera u otra estás contribuyendo a mi crecimiento. 


No te creas nada de lo que te digo, juega, prueba, experimenta, vívelo y decide por ti misma.
 
En el apartado vídeos encontrarás historias que te motivarán, te ayudarán a reflexionar, a mirar de otra manera, y si quieres recibir las entradas de mi blog regístrate y las recibirás cómodamente en tu mail.
Más en esta categoría: « Decir NO Los problemas »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
BILBAO Particular de Costa, 8-10 4º  |  BARCELONA Pelai,7 1º D   |  DURANGO Juan de Olazarán, 9
 
Cita Previa  |  + 34 609 432 948  |  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.