Cuando tomas conciencia del para qué,
del sentido de todo lo que te sucede
empiezas a comprender el misterio de la vida
y recuperas la paz. 

  

Menu

Esta es tu herencia Pincha aquí...

Recuperar la energía

Urkiola Focaliza en la Belleza y Recupera Energía

 

Buenos días, quería hablaros del día de ayer.

Comenzó a las 05:45 de la mañana cuando saqué a mi perro a pasear, después de 20 min por el maravilloso jardín de La Marquesa, escuchando los pájaros sonar, volvimos a casa.

A eso de las 06:30 después de desayunar, un par de tostadas y un té, comencé a preparar la documentación para la presentación que iba a realizar al mediodia en el centro Jania en Bilbao a los 20 socios y socias que iban a acudir de la Asociación Arbigi a la que pertenezco.

Un sobre con papeles en blanco, un cuestionario de preguntas para reflexionar y plantearnos donde queremos estar dentro de 5 años, una solicitud de contactos con regalo incluido de 1h 30' de conversación de coaching gratis y una de mis divertidas tarjetas.

Los encuentros de Asociación Arbigi están muy bien pensados, quedamos al mediodía, nos conocemos, aprendemos que hace el resto de los socios y socias, comemos y aprovechamos para hacer networking.

Así como "presentadora" del evento esa mañana iba a preparar el "catering" para las 20 personas que iban a acudir, después de haber dado vueltas al menú, pensando en el espacio, en la organización, en el tiempo y por supuesto también pensando en agradar a mis "invitadoas(os)" y con 10 min de retraso respecto a la planning a las 09:10 bajé al supermercado debajo de mi casa y me aprovisioné de todo lo que había planeado, con cambios incluidos ya que la improvisación y la flexibiidad es algo fundamental para sobrevivir. Subí a casa y preparé las 3 variedades de sandwich que había pensado: el clásico mixto, otro de paté y la improvisación de queso philadelphia + ketchup. Nachos, aceitunos, maíces... las bebidas había decidido comprarlas en Bilbao sería mucho más cómodo.

Quería estar con tiempo en el centro Jania para preparar las sillas, el catering, etc... así que iba a coger el tren de las 11:00 en el desayuno hablando del plan del día, Rafa no tenía claro que hubiera tren a esa hora y gracia a él tuve tiempo de buscar opciones como el autobús. Claro que era más pronto... ahora imaginaros que hubiera sido si llego a la estación y media hora de retraso... todo se hubiera ido al traste, media hora... no me iba a dar tiempo, que locura, como me puede pasar esto a mi....

Hace años esa hubiera sido la típica imagen de cuando pierdes el autobús, el tren, o cualquier cosa, desproticar, hablar de justicia, hablar de lo pequeñita que soy... gracias al camino que comenzó a definirse más claramente hace 4 años, asumo la responsabilidad de las cosas que suceden en mi vida.

Si no llegas a tiempo, es que no has salido con suficiente antelación.

Si no hay tren a la hora que suponías, es que no has mirado los horarios.

Si no hay el queso que estás buscando, es que no has ido al supermercado adecuado.


¿Y sabéis qué? Este planteamiento puede que os invite a pensar que "carga".... sin embargo es todo lo contrario porque si sólo depende de mi, puedo cambiarlo.

Puedo decidir salir antes, puedo elegir mirar los horarios, puedo adelantarme un par de días antes y mirar en diferentes supermercados.

¿Con que fin? Con el fin de que las cosas sucedan como tú quieres que sucedan.

A veces las cosas no salen como las planeas, es muy probable porque no has tenido todos los factores en cuenta.

Así que el crecimiento y desarrollo personal no es otra cosa más que la capacidad de mirar con mayor amplitud, para obtener más información y por tanto tomar decisiones más acertadas.

Ya con todos los sandwiches montados, el portátil, el bolso cojo el autobús y llego a Jania, no estaba el portero. ¿Qué hago? Espero 5 min... doy una vuelta por la calle, no veo a nadie... llamo a Ana me describe al portero y así le puedo reconocer, ir donde él, identificarme y perdirle las llaves. Tropezón solucionado.

Subo al centro, voy a la sala pequeña, empiezo a organizar las sillas, el portatíl.... ¿el proyector? ¿donde está el proyector? en Berriz.

Bien, os puedo asegurar que podía haberme invadido un pánico atroz derivado de un montón de pensamientos:

¿Cómo voy a hacer ahora la presentación? Así no puedo, es imposible, vaya cagada, ¿cómo me he podido olvidar?

Sin embargo, me centro en el aquí y en el ahora, en la realidad presente y me digo...

¿y...?

Tu presentación, el valor de tu presentación está en verla en gran tamaño o ¿en lo que tú puedes aportar?

Elijo que mi poder siga dentro de mi, me centro en mi misma, refuerzo mi confianza y sigo con la organización.

Termino de preparar, voy a por las bebidas, las servilletas y cuando por fin me siento en una de las sillas para centrarme quedan 10 minutos para que acuda el primer asistente.

Genial 10 minutos para respirar, para centrarme, y recibir a mis compañeras y compañeros de Asociación Arbigi con una gran sonrisa, y a por todas.

Claro está que sólo algunas(os) son puntuales, claro que algunas(os) empiezan cuando tú ya llevas 15 minutos de presentación

¿y...?

¿Puedes cambiar esa realidad? No, lo gestionas para que cada persona que se incorpore vaya cogiendo el hilo y ya está.

Y es que la flexibilidad, la gestión, la aceptación de lo que no puedes cambiar te da poder y no te quita energía. Qué es el título de esta entrada.

¿Cómo podemos recuperar energía?

Recuperando nuestro poder y centrándonos en aquellas cosas que si dependen de nosotras(os).

La energía no desparece, simplemente la dejas en otras cosas, en el servicio de trenes, en el conductor del autobús, en tu "mala" cabeza...

Cuando aceptas lo que no puedes cambiar y haces todo lo posible por lo que si, vuelves a recuperar tu energía.

Así que lo que te invito es a pensar

¿Donde estoy dejando yo mi energía, mi poder?

¿En que personas, en que cosas, en que situaciones?

¿Qué voy a hacer para recuperarla?

 

Yo sé que TÚ sola(o) PUEDES, ahora recuerda que no estás sola(o),
yo te puedo hacer el camino más fácil, más rápido y acompañada(o).

 

Más en esta categoría: « La vergüenza ¿Estás segura(o)? »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

volver arriba
BILBAO Particular de Costa, 8-10 4º  |  BARCELONA Pelai,7 1º D   |  DURANGO Juan de Olazarán, 9
 
Cita Previa  |  + 34 609 432 948  |  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.